El Ayuntamiento de Grazalema ha remitido una carta a la Junta de Andalucía en la que reclama que cambie su idea de vacunar a las personas mayores tanto de Grazalema como de Benamahoma fuera de dichas localidades. Una cuestión que, desde el Consistorio, consideran como un despropósito no solo para sus pueblos sino para el resto de la comarca que no dispone de estos puntos habilitados. 

 El alcalde, Carlos García, ha defendido que son los mayores precisamente quienes más se están cuidando, sin apenas salir y sin ver a sus seres queridos y añade que el proponer que vayan fuera no ayuda a que se vacune un grupo que, además, es uno de los más vulnerables en esta pandemia. 

El edil grazalemeño ha recordado que llevan meses reclamando un esfuerzo en la atención primaria y que, en este proceso de vacunas, se hace más necesario si cabe. Por ello estima oportuno que se destine a tal efecto parte de los fondos europeos y millones extraordinarios que han llegado a Andalucía. Todo ello agravado por el estado de las carreteras y el sistema de comunicaciones existentes en la comarca. 

Desde el Ayuntamiento de Grazalema, y al igual que ha ocurrido con otros temas en esta pandemia, ponen a disposición del gobierno autonómico los espacios públicos que estime tanto en Grazalema como en Benamahoma si las vacunas debieran ponerse en un lugar distinto a los dos consultorios. 

 Carlos García ha vuelto a reiterar la colaboración de todos, también de los ciudadanos, en un municipio que mantiene una alta tasa de incidencia en estos días, aunque con tendencia a la baja y donde se han producido dos fallecimientos en las últimas semanas. A día de hoy, además, son tres los vecinos que se encuentran ingresados a causa del coronavirus.