El CEIP Ramón Crossa de Ubrique está empeñado en que ningún alumno se quede atrás y que el coronavirus no abra brechas entre los pequeños, no sólo de su centro sino del resto del municipio.

 Para ello ha enviado la solicitud de adhesión al Programa de Refuerzo Estival de la Junta de Andalucía que se va a desarrollar durante el mes de julio y que tiene como finalidad combatir el fracaso escolar además de ser una medida paliativa para el alumnado que haya podido tener dificultad en el proceso de enseñanza-aprendizaje como consecuencia del cierre de los centros educativos por el decreto del Estado de Alarma por la COVID-19.

El centro pone sus instalaciones y sus recursos a disposición de aquellos profesores y alumnos que quieran participar en el mismo, con independencia del Colegio o Instituto donde cursen sus estudios o lleven a cabo su actividad docente. Del 26 al 31 de mayo se abre el plazo de inscripción para los profesores mientras que las familias que quieran adherirse deben formalizar su solicitud entre el 12 y el 18 de junio a través del portal web de la Consejería de Educación.

El CEIP Ramón Crossa tiene abiertas sus puertas en horario de 9:30 a 13:30 para el período de escolarización y, al mismo tiempo, están haciendo entregas de ultraportátiles proporcionados por la Junta de Andalucía a aquellos alumnos que lo necesiten para reforzar el desarrollo de las actividades lectivas a distancia.

Además, en estos próximos días procederán al reparto de hasta 13 routers que llegarán a esas familias que tienen problemas para acceder a Internet en una acción que ha sido posible gracias a la Diputación de Cádiz en colaboración con el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ubrique.

Con estas acciones el CEIP Ramón Crossa garantiza llegar al 100% de las 380 familias que tienen sus niños matriculados en el centro.