Antonio Pérez, un profesor de Villamartín, ha sido nominado al Global Teacher Prize, un certamen considerado el premio Nobel de los docentes al que solo aspiran 50 profesores de todo el mundo y que está dotado con un millón de dólares.

 Desde hace algunos años implantó un sistema de docencia online que se ha vuelto imprescindible durante esta crisis del coronavirus en la que están suspendidas las clases presenciales. Pese a ello, Antonio Pérez no cree que sea un visionario sino más bien todo ha sido fruto de la casualidad.

Pese a no disponer de una estadística exacta que cuantifique los resultados de este método, Antonio Pérez asegura que el método funciona y ha observado una continua y creciente mejora entre sus alumnos. Además, cree que si es exitoso en una materia como la suya (Física y Química), es fácilmente aplicable a cualquier otra asignatura.

 Eso sí, requiere de una dedicación descomunal que le ha llevado a subir a su canal de Youtube, Antonioprofe, un total de 400 vídeos en los últimos dos años. Algo que le ha privado por completo de tener vida social durante todo este tiempo. Y es que si hay alguna pega en todo este asunto es que este enorme trabajo no está valorado por los jefes.

No se refiere precisamente a su director, la persona que le animó a dar a conocer su manera de enseñar a sus alumnos y sin la cual, o sin su empujón, no se hubiera decidido a dar ese paso.

 La gala del Global Teacher Prize es un evento en el que participan personajes internacionales de la talla del Papa o Bill Clinton, o actores como Hugh Jackman. Antonio Pérez no quiere que el coronavirus le fastidie la ocasión de ser uno de los protagonistas el próximo 12 de octubre en un acto previsto en Londres y cuya experiencia sería increíble. Ganarlo sería un sueño.