La décima edición del Pentatlón Raid de Ubrique coronó a Sergio Benítez (2 horas y 22 minutos) y Beatriz Escribano (3 horas y 15 minutos) como campeones en la modalidad originaria, que incluye el tramo de BTT. El jerezano se impuso en la lucha que mantiene en los últimos años con el ubriqueño Miguel Ángel Santos Orihuela, que sufrió una caída en la primera parte del recorrido.

Mermado, Orihuela trató de dar caza a Sergio Benítez, con quien mantiene una buena amistad y un ‘pique sano’, tal y como ha confesado en SER Deportivos. Así las cosas, la herida en la rodilla no le supuso un gran lastre mientras se mantuvo en el río ya que el frío hacía las veces de anestesia. No obstante, el atleta ubriqueño reconoce que ya en la última parte del recorrido el dolor era insoportable.

El gran dominador de esta prueba se ha mostrado contento y satisfecho pese a todo con este segundo puesto, al tiempo que ha valorado el nivel mostrado por Sergio Benítez. Orihuela ha reconocido la valentía y la valía de todo aquel que se atreve con esta dura prueba y ha asegurado que, esté mejor o peor, siempre estará en la línea de salida mientras se celebre este Pentatlón.

Durante el programa hemos repasado la temporada del atleta ubriqueño, a quien la suerte no le está acompañando en este 2019 que empezaba con caída en la segunda etapa de la Jimera Tres Trails. Ahora se centra en descansar y recuperarse antes de afrontar la segunda parte del año que comenzará una vez pase el verano.