Los directores de los colegios ubriqueños coinciden con el comunicado emitido por la delegación sevillana de la Asociación de Directores-as de Educación Infantil, Primaria y Residencias Escolares de Andalucía, quienes han remitido un comunicado a las autoridades educativas, responsables políticos y, especialmente a las familias del alumnado para comunicarles que, a falta de poco más de un mes para el comienzo del próximo curso escolar, no pueden garantizar un entorno escolar seguro para el alumnado ni para los trabajadores de los centros educativos en las actuales condiciones de espacios e infraestructuras y con el personal del que disponen. 

El director del CEIP Ramón Crossa, José Carlos Delgado, ha reconocido la dificultad que entraña para un Ayuntamiento afrontar el plan de refuerzo de limpieza y desinfección de los centros y confía en que la Junta de Andalucía incluya en su planificación la disposición con antelación del material higiénico sanitario necesario para prevenir los contagios y transmisión del virus. 

 No obstante, hay cuestiones como la distancia de seguridad que son inviables en un centro como el anteriormente mencionado, que tiene la experiencia del Plan Estival de Refuerzo, y que acoge en sus aulas a unos 400 alumnos. 

En este caso, la bajada de ratio se antoja como necesaria, no sólo por el coronavirus sino también por la calidad de la enseñanza. Sin embargo, se antoja presupuestariamente imposible. Tanto es así que incluso la ampliación de la plantilla docente prometida por la Junta no ha llegado al colegio más grande de Ubrique. 

 José Carlos Delgado ha pedido el apoyo de las familias porque va a haber medidas que no van a gustar, en el sentido que tendrán que hacer un sobreesfuerzo y adoptar comportamientos a los que no están acostumbrados como no poder entrar en el centro o mantener reuniones presenciales con los profesores. 

 En este sentido ha asegurado que están haciendo todo lo que está en su mano, multiplicando los esfuerzos y contemplando todos los escenarios posibles. Sin embargo, y pese a establecer los grupos de convivencia de los que habla el gobierno andaluz, es incontrolable el hecho de que los alumnos no se relacionen con familiares y amigos que no pertenezcan a su grupo en horario extraescolar. Por todo ello sienten que está recayendo la responsabilidad sobre ellos de algo sobre lo que no tienen competencia ni formación como es la elaboración del mencionado plan. 

La intención de la Junta es que el 1 de septiembre se incorpore el personal docente y que el 10 del mismo mes lo hagan los alumnos con todos los servicios a pleno rendimiento. En el caso del CEIP Ramón Crossa cuentan con aula matinal, comedor, transporte escolar y plan de acompañamiento.