El reciente nombramiento por parte de la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, del reparto de las diferentes delegaciones nos dejaba un hecho histórico. Por primera vez, una mujer es nombrada como delegada de Deportes en Ubrique. Virginia Bazán ha sido la concejala que ha tumbado esta barrera y accede a gestionar un área que tradicionalmente ha sido dirigida por hombres.

En SER Deportivos, la nueva delegada de Deportes del Ayuntamiento de Ubrique ha señalado que “la mujer está más que presente en nuestra sociedad y en lo deportivo también. Para algunos habrá sido una sorpresa y para otros no porque tenemos mecanizada la inclusión y participación de la mujer en todos los ámbitos de la vida”.

Virginia Bazán reconoce que no lo esperaba pero que tampoco le sorprende demasiado ya que “Salud y Deporte son dos áreas muy relacionadas, que ha venido trabajando estos últimos años junto a Antonio Martel. Es una disciplina transversal que se trabaja con otras delegaciones”.

Sobre sus nuevas funciones ha explicado que “Isabel Gómez es una mujer de retos y yo soy de aceptarlos”. Por ello va a trabajar con “predisposición y mucha ilusión” pero también con el “vértigo que supone dirigir un Patronato tan grande”. Virginia Bazán ha explicado que se marca el reto “desde la experiencia que le da haber trabajado cuatro años con delegaciones, lo que le aporta más tranquilidad aunque no menos responsabilidad”. Por ello implantará los cánones que les han funcionado hasta ahora: cercanía, transparencia y una gestión realista basada en la lógica.

La delegada de Deportes no ha escondido que su predecesor, Antonio Martel, le ha dejado el listón muy alto, con muchas horas en la sombra y un resultado extraordinario con todos los colectivos ubriqueños.