Este domingo a las 9:30 de la mañana unos 325 corredores tomarán la salida en el V Desafío Villaluenga, última prueba del circuito Naturaventura. Lo hace con el Canalón como mayor desafío; temido y deseado por todos los amantes del mundo de las carreras por montaña con 1,2 kilómetros de distancia y un desnivel positivo de unos 600 metros.

Ismael Barea, uno de los organizadores de la prueba, ha repasado las claves de la misma y nos ha dado la última hora sobre la situación del terreno después de las últimas lluvias. Igualmente ha agradecido la labor de todos los apoyos con los que cuenta, la de los voluntarios, y la confianza de los corredores que cada prueba apuestan por ellos y muestran su confianza.

Pese a que las clasificaciones generales tanto masculina y femenina ya están decididas en favor de Joaquín Guerrero Sarmiento y de Laura Ordóñez respectivamente, la carrera contará con los alicientes de saber si hay alguien que pueda batir a ambos en la última prueba del año. Además, clasificaciones como la de veteranos masculino y femenino están al rojo vivo con ubriqueños como Mari Carmen Ramírez Vela o Sebastián Rodríguez Panal inmersos en la lucha.

Una vez concluida la prueba, el mismo lunes desde Villaluengaventura abrirán el plazo de inscripción de la primera carrera de la NTS 2020, que se abrirá en enero con el Trail Urbano de Villaluenga. La organización ha dispuesto de bonos por valor de 80 euros para todas las pruebas y ha adelantado que para el próximo año se cae la de Montejaque y en su lugar se celebrará una nocturna en Zahara de la Sierra.