El CD Ubriqueño ha finalizado con éxito su primera temporada. En un año difícil en todos los aspectos, el crecimiento del club se ha producido a un ritmo mayor del esperado y ya mira con optimismo a la próxima temporada, donde sacará un segundo equipo, este en categoría cadete.

Así lo ha anunciado José Antonio López, vicepresidente del club, quien ha explicado que se debe al interés mostrado por padres y niños al conocer su proyecto y también para ir haciendo hueco a los jugadores de su equipo infantil que pasan a la nueva categoría.

En SER Deportivos hemos repasado este primer año tanto a nivel institucional con el propio José Antonio López, como a nivel deportivo, de la mano de los tres capitanes: Manolo Calvo, Alberto Camarena y Alejandro García. Una temporada en la que han finalizado decimoterceros en liga y donde han experimentado un importante crecimiento deportivo pero también personal.

José Antonio López ha remarcado que ese es y seguirá siendo el objetivo del club, fomentando el compañerismo y la convivencia. En cuanto a lo deportivo, todos ellos han apuntado que la falta de experiencia en competición unido a que la inmensa mayoría eran jugadores de primer año han jugado en su contra. Sin embargo esperan revertir la situación el año que viene a base de trabajo y en una temporada en la que no encontrarán estas adversidades.

Por otra parte, el Ubrique UD Senior quiere rendir homenaje a la afición en su último partido como local en el enfrentamiento que le mide al líder, el Chiclana CF. Mientras apura las remotas posibilidades de acceder al playoff, los de Miguel Domínguez buscan rendirle homenaje a la afición por el apoyo mostrado durante todo el año y acabar con buen sabor de boca una temporada que, en el caso de no entrar en la lucha por el ascenso, no debe quedar empañada.

El partido será el domingo a partir de las 18:30 en el Antonio Barbadillo en un choque en el que Miguel Domínguez de nuevo contará con varias bajas por problemas físicos a las que hay que sumarles las de Peluca y Monte por sanción.

Las cuentas de los ubriqueños son claras a la vez que difíciles ya que deben ganar a Chiclana y Alcalá del Valle al tiempo que esperan que Grupo de Empresas Bazán y Villamartín pierdan los dos partidos que le restan a cada uno.