El Ubrique UD Senior certificó, no sin emoción, el primer objetivo de la temporada que no era otro que asegurar la permanencia en la exigente Primera Andaluza. Lo hizo en la última jornada en la que visitaba al Algaida, equipo que se encontraba en la misma situación que el cuadro serrano. A los de Miguel Domínguez le valía la victoria o el empate siempre y cuando el Trebujena cayera ante la Roteña, como al final acabó ocurriendo. 

 En cuanto al partido, los ubriqueños fueron ligeramente superiores en la primera mitad, donde Paco estrelló un balón en el poste y Peluca marró un mano a mano. Los sanluqueños apretaron tras la reanudación en vista que el Trebujena iba perdiendo en Rota y consiguió ponerse por delante en el minuto 77 de partido, asestando un duro golpe a los visitantes. Sin embargo, y cuando todo parecía sentenciado, apareció Paco para aprovechar un envío largo de Gabi y pegarle de primeras con la zurda desde la frontal imprimiéndole al balón una parábola imposible para el guardameta. La alegría desbordó a la expedición ubriqueña que vivió, según su técnico, uno de los momentos más felices de los últimos años. 

 Miguel Domínguez ha dado las gracias a sus jugadores por la muestra, una vez más y ante todas las adversidades, de su compromiso. Al margen de lo deportivo, en una primera fase en la que han finalizado quintos con 26 puntos gracias a las siete victorias y los 5 empates en los 18 partidos disputados, el entrenador ubriqueño se queda con la unidad para hacer frente a la pandemia. 

Ahora acceden a un segundo grupo junto a Roteña y Trebujena y en el que se enfrentarán solamente a Balón de Cádiz y San Bernardo. El Ubrique arrastra el coeficiente de la primera vuelta lo que, convierte prácticamente en un imposible el pelear realmente por el ascenso a División de Honor, ya que sólo el primero del grupo disputará la final contra el líder del otro. 

Sin embargo, Miguel Domínguez no piensa más allá del ‘partido a partido’, de disfrutar de las jornadas venideras y de brindarle alguna nueva alegría a la afición que ni en esta temporada les ha abandonado.