El Ubrique UD Senior arranca este domingo a las 12:00 horas frente al Recreativo Portuense la temporada 2020-21.

Un curso marcado por el coronavirus y que mantiene en incógnita todo lo que acontecerá. Tampoco la Federación ha dado muchas pistas ni ha ayudado en el sentido en que aún no ha comunicado oficialmente a los equipos el formato de competición. 

 De lo poco fijo que se sabe es que tanto Ubrique como UD Villamartín están encuadrados en el subgrupo B, con varios de los favoritos a pelear por el ascenso como Jerez Industrial, Roteña, Xerez Deportivo FC B o Trebujena. 

El entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha reconocido que “choca un poco” comenzar la liga sin saber qué resultados se acumularán para la siguiente fase tanto si se pelea por el ascenso o por no pelear de categoría. Un hecho que obliga a los ubriqueños a ir con todo a El Puerto de Santa María sin lugar para la especulación ante un rival que se ha reforzado y que tradicionalmente le ha puesto las cosas muy difíciles a los serranos, sobre todo cuando ejerce como local. 

El cuadro ubriqueño también se ha reforzado e intentará contrarrestar las bajas de Juanpe, Pedro Pablo, Álvaro González y Ángel Román con la vuelta de Álvaro Coronil y Luisru así como las incorporaciones del grazalemeño Fernando García y el guardameta arcense, Miguel Gómez, que refuerza una posición tan sensible como la portería donde Alberto Ruiz no ha tenido relevo en los últimos años.  No obstante, el hecho de haber estado tanto tiempo sin competir y tras una pretemporada muy atípica con sólo dos partidos (ambos saldados con victoria ante Puerto Serrano y Villamartín), hacen que tampoco se conozca a ciencia cierta el rendimiento del equipo sobre todo en estos primeros compromisos.

 Por todo lo que rodea a la competición este año, Miguel Domínguez apuesta por la salvación como primer objetivo, aunque siempre sin renunciar a cotas más altas siempre y cuando se vayan dando los pasos correctamente y de uno en uno. Para ello se antoja fundamental un buen inicio que los impulse a los puestos de cabeza. 

El Ubrique jugará en el Antonio Barbadillo, con un aforo de unos 200 espectadores, los primeros partidos de liga tras la resiembra del nuevo césped en las Pistas de Atletismo. Una vez esté disponible, el equipo irá alternando feudo tal y como hizo la pasada campaña. Miguel Domínguez ha querido agradecer el apoyo y la confianza de todo el pueblo una vez se están rondando de nuevo los 500 abonados.