El Ubrique UD Senior se impuso en la primera jornada de una nueva temporada en la Primera Andaluza. Lo hizo frente al Vejer Balompié, con un resultado de 2-1, en un partido en el que los tres tantos llegaron en la segunda mitad. Paco adelantó a los locales en el 58 pero, tres minutos después, Marín conseguía empatar de penalti con un lanzamiento que a punto estuvo de detener Alberto a quien el balón le pasó por debajo. Ángel Román, que le cambió la cara al partido con su entrada, establecía el 2-1 definitivo en el 83 con un bello tanto de vaselina marca de la casa.

El Ubrique fue superior en la mayor parte del encuentro y merecedor del triunfo en el mismo, donde las primeras ocasiones llegaron a partir del minuto 8. Peluca lo intentaba con brega y con un centro que a punto estuvo de meterse un defensor en propia puerta. No obstante, Montero fue el jugador más peligroso del Ubrique en la primera parte con jugadas individuales que, definía él o servía a sus compañeros. En el 25, un lanzamiento suyo fue repelido por el portero, que dejó muerto el balón dentro del área pero ni Peluca ni Lolo acertaron a meterla. Montero tendría dos nuevas ocasiones antes del descanso, una con un lanzamiento desde el centro del campo intentando sorprender tras un precioso caño y otra con un tiro de falta directa que se fue fuera.

Tras la reanudación Miguel Domínguez dio entrada a Luisru y Paco por Juanmi y Miguelín pero sería el Vejer el que obligaría a Alberto a hacer la primera gran intervención de la temporada con una volea en la que el guardameta local se estiró para despejarla. Fueron los mejores minutos vejeriegos, que gozaron de otra ocasión en la que Beni llegó providencial desde atrás para quitarle el balón a Ismale cuando encaraba a Alberto.

En el área rival, Montero seguía llevando el peligro, esta vez con un centro raso que despejó el portero cuando Peluca y Lolo esperaban en el segundo palo con la escopeta preparada. Precisamente una nueva jugada por la izquierda de Montero sirvió de punto de partida del primer gol de la temporada. Paco recogió el envío dentro del área y tumbó a dos defensas con un bonito recorte antes de definir al segundo palo.

El Ubrique conseguía lo más difícil, romper la muralla de un sólido Vejer. No obstante, y tan sólo tres minutos después, en el 61, Marín convirtió un penalti que a punto estuvo de detener Alberto. Llegaban los minutos finales y Miguel Domínguez apostó por Ángel Román, que le cambió la cara al partido. Jugando con el cuerpo quebró a la defensa visitante en varias ocasiones y sirvió a Peluca un balón en el que el delantero metió la puntera pero que se fue desviado.

En el 83, el propio Ángel Román forzó un error de los centrales en un balón largo en el que ganó la partida y superó con una vaselina marca de la casa la media salida de Morillo. Uno más de esos que tantos se han visto en los últimos años en el Barbadillo y que servían para que el Ubrique UD sume los tres primeros puntos de la temporada como local, donde quieren volver a ser inexpugnables.