El Ubrique FS cayó en la final de la Copa de España de Fútbol Sala ante el Gym Scorpion de Rota y se quedó a un paso de revalidar el título conseguido el pasado año en Culleredo. Los ubriqueños pusieron toda su ilusión en una cita a la que acudían sin haber entrenado ni jugado previamente ningún encuentro que les sirviera de preparación.

Aún así, el conjunto dirigido por Salva Villalba cumplió con creces en la jornada del sábado, donde disputó los cuatro partidos correspondientes al grupo B. Cuatro victorias con 17 goles a favor y tan sólo 3 en contra que le acreditaban como campeón de esta primera fase, seguido por el Renedo Cundo, quien accedió igualmente a las semifinales del domingo.

Ya en esta fase final, los ubriqueños se enfrentaron al Área de Tamajón, uno de los favoritos al título teniendo en cuenta su condición de anfitrión y el resultado cosechado el pasado año en Culleredo. Al igual que ocurriera en la localidad gallega el pasado año, el Ubrique FS dio buena cuenta del conjunto vallisoletano, derrotándolos por 4-2 con un tanto final del guardameta Samu.

Ya en la final se enfrentaron los dos mejores equipos del torneo habida cuenta de los resultados. Los dos conjuntos gaditanos se veían las caras en la final un año después, dejando claro que además de ser los mejores, son los que más ilusión le ponen a este torneo.

El choque estuvo a la altura, con intensidad pese al cansancio acumulado de los partidos anteriores y un gran nivel de fútbol sala. Además, las alternancias en el marcador dotaron de una dosis de emoción extra. Los roteños golpearon primero y se colocaron con una ventaja de 2-0.

Sin embargo, los ubriqueños tiraron de orgullo y galones de campeón para dar la vuelta al marcador (2-3). El Gym Scorpion dejó claro que tenía hambre de revancha y dos goles más le devolvieron la iniciativa en el marcador. Un último achuchón ubriqueño propició el empate a 4 pero en el tramo final, el Gym Scorpion se mostró más entero y se llevó el título para Rota. De todo lo acontecido en Valladolid hemos hablado con el presidente del Comité Local de Fútbol Sala de Ubrique, Daniel Villanueva.