María Pilar Gil es, desde hace unas semanas, la nueva presidenta de la Asociación Ubrique Dame Tu Mano, sustituyendo a Manoli Peralta, de quien ha alabado la labor al frente de un colectivo que goza de un gran estado de salud gracias, en parte, a la gestión tanto de ella como de Eli Bueno.

Su inquietud, las ganas de arrimar el hombro y de prestar esa ayuda que ella misma necesitó un tiempo atrás han sido las motivaciones de Mari Gil para ponerse al frente de una asociación que, debido a las restricciones sanitarias por el coronavirus se ha visto obligada a suspender la carrera solidaria, el mayor evento de todos los que organizan y que ya en los últimos años ha contado con unos 2.000 participantes.

 La nueva presidenta sostiene que Ubrique Dame Tu Mano tiene recursos como para afrontar los servicios que presta pese a no disponer de la recaudación que cada año supone esta carrera. En este sentido lamenta no poder volver a llenar las calles de color y dar visibilidad a su causa si bien se muestra tranquila porque aquellos patrocinadores con los que ya habían contactado para este 2020 les han prometido su apoyo el próximo año. Lo que no quieren es poner un parche que eche por tierra el prestigio ganado a pulso gracias al trabajo de las anteriores juntas directivas.

Mientras la pandemia sanitaria remite y se pueden desarrollar actividades que permitan la reunión de personas, la Asociación Ubrique Dame Tu Mano continúa prestando ayuda psicológica y de productos oncológicos. Además, esta semana comenzarán con la puesta en marcha de charlas y conferencias de manera virtual a través de sus redes sociales para visibilizar y concienciar sobre todo de la importancia de la detección precoz. El primer tema a tratar será el cáncer de próstata, el gran tabú de los hombres.