Los de Miguel Domínguez no pudieron pasar del empate ante San Roque y cosechan su cuarto empate consecutivo (1-1).

El equipo serrano volvió a cuajar una gran actuación pero nuevamente sin el premio de los 3 puntos. Es el tercer empate consecutivo en el play-off (cuarto si sumamos el de Trebujena) que le dejan octavo en el grupo de descenso tras cosechar tres puntos en tres jornadas.

Los ubriqueños volvieron a dejar buenas sensaciones en el campo y las pájaras de días atrás parecen ya olvidadas, pero la mala suerte, el portero rival y otro tipo de factores se alinean en contra del cuadro serrano para permitirle conseguir una victoria. Ayer tras empezar perdiendo, el equipo se recompuso y a los pocos minutos de la segunda parte Lolo marcó el empate de cabeza. Con todo el segundo periodo por delante los ubriqueños no pudieron adelantarse a pesar de disponer ocasiones claras en el partido.

En el minuto 89 una internada Peluca por la banda supuso la ocasión más clara del partido. El balón llegó a Paco que a bocajarro fusiló al portero pero éste repelió el cuero en lo que fue la mejor parada del partido y de la liga. Como declaró el entrenador ubriqueño Miguel Dominguez: “Esa ocasión es el reflejo de toda la temporada”.

El Ubrique disputa esta semana la cuarta jornada ante Cortijillos.