Ubrique sigue recuperándose de los desperfectos producidos en el viario y en el equipamiento urbano del municipio después de que el pasado sábado cayeran hasta 65 litros por metro cuadrado en apenas 4 horas. Los operarios municipales han retomado este lunes los trabajos en las zonas de la Plaza de la Estrella, la parte alta del Paseo del Prado y la Rozuela.

 Se trata de las tres zonas más afectadas por una tromba de agua que cogió de improviso a muchos vecinos pero no así a estos operarios que trabajaron conjuntamente y de manera inmediata en continua coordinación con el Parque de Bomberos de Ubrique y Aguas de Ubrique.

 Este lunes los trabajos han vuelto a las zonas más afectadas. Las labores se centran en la retirada de piedras y tierra arrastradas por la corriente siendo la Plaza de la Estrella, la parte alta del Paseo del Prado y la Rozuela

El delegado municipal responsable de Mantenimiento y Equipo Urbano, José Manuel Fernández Rivera, ha explicado que las arquetas principales del municipio se encuentran totalmente limpias y que el estado del alcantarillado no afectó y no supuso un agravante a lo ocurrido sino que todos los desperfectos se deben principalmente a la gran cantidad de agua caída en este breve período de tiempo.