Durante dos semanas, el mundo del trail, el mundo ultra mira al Valle del Genal. Dos fines de semana que ya se han convertido en clásicos de este deporte por todo lo que implica. Lo que nació como un proyecto más social que deportivo, ha superado todas cotas que en su día Ilde Cózar y su equipo se pudieran imaginar. Y no porque dudaran del potencial de la zona, sino porque las pruebas van cada año a más dejando altas dosis de espectáculo y sacrificio.

Es por ello por lo que Ilde asegura que vive cada año con más tensión y nerviosismo los días y las semanas previas. Es la responsabilidad de organizar dos citas de tal tamaño. “Sólo soy el que tiene menos vergüenza para hablar delante de un micrófono”. Así se justifica a la hora de ensalzar el trabajo de más de una veintena de personas que hacen posible una carrera que trasciende de ser una mera prueba deportiva.

El pistoletazo de salida lo da este fin de semana la modalidad de trail en la que los participantes recorrerán de manera individual un trazado circular por el Bajo Genal, con salida y meta en Benadalid. En su mayoría el trazado coincide con el recorrido del Ultra Trail y en esta ocasión ya pasan por Benalauría, Algatocín, Benarrabá, Gaucín, La Escribana o la Venta Sanjuán. Una distancia de unos 57 kilómetros y un tiempo máximo de 12 horas para completar el recorrido partiendo desde mañana sábado a eso de las 9 de la mañana.

En el aspecto deportivo, el director de la carrera asegura que no ha tenido tiempo de mirar el nombre de los participantes por lo que desconoce quiénes serán los favoritos a la victoria. No obstante, señala que dado el volumen de inscritos, lo normal es que haya corredores de alto nivel que puedan acercarse a las exhibiciones que dieron Iván Ortiz en 2016 y Dani Román en 2017; últimos vencedores de la prueba logrando ambos bajar de las 5 horas.

En cuanto a la organización, Ilde sostiene que ya los trabajos se centran sobre el terreno. No obstante, ya está prácticamente todo cerrado, incluso la gran novedad de este año, además de un ‘caja del corredor’ que sustituye la tradicional bolsa. Se trata de un dispositivo para retransmitir en directo la prueba, con cámaras en varios puntos del recorrido y una actualización de carrera cada cierto tiempo. Con ello siguen dando pasos agigantados colocándose en la vanguardia de este deporte.