Foto: Juan Jesús Barriga / FibrAlset TV

La Junta de Andalucía defiende que han actuado correctamente en el caso de los ancianos de la residencia de Alcalá, que fueron trasladados este martes a la Residencia Tiempo Libre de La Línea. El director sociosanitario del gobierno autonómico sostiene que en todo momento ha primado el valor de las personas mayores y su salud. Pepe Repiso ha explicado que tienen un informe del inspector médico que aconseja el cese temporal de la actividad en el centro y el traslado de los ancianos.

 Una decisión de carácter temporal y que se prolongará el tiempo que tarden en desinfectar completamente las instalaciones y que se recupere la plantilla de trabajadores para poder ofrecer nuevamente sus servicios.

Pepe Repiso cree que la residencia de La Línea cumple todos los requisitos y es la idónea para esta situación. Allí los mayores serán atendidos de la mejor de las formas por un grupo profesionales especializados procedentes de una empresa externa concedida por la Junta.

El director sociosanitario de la Junta no ha querido entrar a valorar las palabras del alcalde, Rafael Aguilera, quien acusó a la administración andaluza de incomunicación y de tratar a los abuelos como mercancía. Para Pepe Repiso no es momento de entrar en estas cuestiones y sí de garantizar el mejor trato para ellos.

 Igualmente, ha anunciado que disponen de un informe amplio de contención preparado para diferentes escenarios, también en la Sierra de Cádiz, donde se podrá actuar con garantías en situaciones de emergencia gracias también a la cualificación y entrega del personal sanitario.