El entrenador ubriqueño, Juan Luis Esteban, ha cumplido la primera mitad de la competición en la que ha supuesto su vuelta a la Liga EBA tras el paso por Arcos, y también a San Fernando, donde ya dirigió al CB Cimbis. 

 En esta ocasión fue el CB San Fernando quien se interesó por él para llevar las riendas de un conjunto que cuenta con un perfil del gusto del técnico, quien tiene a sus órdenes a una serie de jóvenes talentos de la zona con margen de crecimiento y ganas de mejorar. 

Atraído por esta posibilidad, Juan Luis Esteban aceptó el reto del cual extrae desde hace un tiempo, conclusiones positivas en relación al trato que recibe tanto él como sus jugadores por parte del club, y de la atmósfera creada en el seno de la entidad. El entrenador serrano ha destacado una serie de anécdotas o de gestos que para él esconden un gran simbolismo y que hablan a las claras de la filosofía del club. 

En la temporada ‘Covid’, como así la ha denominado Juan Luis Esteban, ha mostrado su atracción por una categoría como la Liga EBA en la que cualquier equipo puede ganar a cualquier rival. En un año en el que en ocasiones ha tenido que priorizar el progreso individual y colectivo de los suyos ante los resultados inmediatos, ahora se centra en poder conseguir la permanencia. No lo tendrá fácil ya que, por circunstancias extradeportivas, cuenta con una serie de bajas importantes que lastran al conjunto. Además, las nuevas incorporaciones no podrán jugar los partidos aplazados en su día ante rivales directos puesto que no estaban inscritos en esa fecha.