Un terremoto de 4,1 en la escala de Richter, con epicentro en Ubrique, ha dado un buen susto a muchos vecinos de la localidad pero también a otros de poblaciones cercanas como Villaluenga o Cortes de la Frontera y otras no tanto como Estepona o Marbella, ya en la provincia de Málaga. Se trata del segundo movimiento de tierra en pocas horas después del temblor registrado a mediodía de ayer, de 3,1 puntos en dicha escala. Afortunadamente no hay que lamentar daños de ningún tipo. 

La sismóloga del Instituto Geográfico Nacional, Beatriz Gaite, ha explicado que es usual que en el sur de la Península se produzcan terremotos si bien no es tan frecuente que tengan esta magnitud tan considerable. 

 Para encontrar un terremoto de estas características en Ubrique tendríamos que remontarnos a 1961, cuando se registró uno de 4,3 en la escala de Richter. 

 Beatriz Gaite apuntaba que, de momento no se han producido réplicas si bien tenemos que estar preparados aunque tranquilos por si pudieran darse.