El ubriqueño Juangra Domínguez ‘Gabi’, apura sus opciones de ascenso a Segunda B con el Tarazona. Tras caer en la eliminatoria directa entre campeones ante el Orihuela, los aragoneses se supieron reponer ante el conjunto malagueño de El Palo, contra el que perdieron en la ida por 2-1 aunque demostraron su capacidad de reacción venciendo en casa por 1-0. Ahora, en la última eliminatoria que decidirá los últimos ascensos en juego, el Tarazona se medirá al Alavés B.

Lo hace con la ventaja de jugar en casa el partido de vuelta donde se decidirá todo. El central ubriqueño ha señalado en SER Deportivos la fortaleza de su equipo como local, donde tan sólo ha perdido un encuentro esta temporada, precisamente en este playoff ante el Orihuela. En aquella eliminatoria, el Tarazona fue superior a su rival durante gran parte pero pagaron en exceso sus propios errores. “En el fútbol los errores se pagan y más ante estos equipos tan fuertes”, admite Juangra. La repesca les llevó a Málaga a jugar ante El Palo, un equipo duro, compacto y frente al que tuvieron que dar el 100% para seguir adelante. No obstante, el jugador del Tarazona asegura que su superioridad fue mayor si bien el poco acierto de cara a puerta y algunos fallos puntuales le condenaron a un partido de vuelta más igualado.

“En el fútbol los errores se pagan y más ante estos equipos tan fuertes”

En esa eliminatoria fue clave el gol fuera de casa, algo que se ha convertido en el objetivo principal para el partido de este domingo ante el Alavés B. “Es importante marcar fuera de casa. Conseguir un 0-1 o un 1-1 sería ideal para luego en casa ir a pecho descubierto y jugar como sabemos”, ha puntualizado el defensa del Tarazona.

Juangra ha señalado que se espera que unos 800 aficionados turiasonenses hasta Vitoria, localidad que sólo está a unos 170 kilómetros de distancia. Igualmente ha mostrado su motivación en estas eliminatorias. El ubriqueño, pieza fundamental en el esquema defensivo de su entrenador, se ha convertido en un bastión indiscutible gracias a su rendimiento y a su trabajo. Ahora espera rematar la faena en estos partidos ya que son que son “por los que trabajas todo el año. Es una gozada jugar partidos ante miles de espectadores que te hacen sentir futbolista”.