El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ángel Acuña, ha visitado en Ubrique las obras de mejora de los taludes del arroyo Garganta Barrida en los que se habían producido importantes deslizamientos como consecuencia de las persistentes lluvias del pasado invierno.

El arreglo que se está llevando a cabo sobre el arroyo ‘Garganta Barrida’ a la altura del camino que lleva al Castillo de Fátima ha sido necesario tras el hundimiento del muro debido a la fuerza del agua. La actuación pretende eliminar la causa que produce el socavamiento de la cimentación del muro y reparar la construcción residual para restituirlo. La situación cuenta con el agravante de ser el camino de tránsito para la depuradora municipal. De no haberse iniciado este arreglo, se hubiera dificultado el acceso a la depuradora y a diferentes explotaciones ganaderas.

La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, también ha estado presente en la vista resaltando que el temporal también ha dejado daños de diferente consideración en otras vías pecuarias del municipio que necesitan igualmente intervención aunque es ésta, la que necesitaba una actuación más urgente.

Esta intervención por parte de la Junta cuenta con una inversión de 39.500 euros.