Rubén Corrales ha creado un sistema informatizado que permite a los restaurantes optimizar el sistema de pedidos. Odibo permite a los clientes visualizar la carta de productos en su propio teléfono móvil, realizar los pedidos, solicitar el pago e incluso realizarlo desde el mismo terminal. El sistema identifica el número de comensales y, a la hora de realizar el pago, se puede establecer por partes.

 Se trata de una herramienta con la cual los restaurantes pueden aumentar su rendimiento hasta en un 30% permitiendo optimizar el uso de las instalaciones, aumentando la rotación de clientes y el nivel de satisfacción de los mismos y disminuyendo el coste de personal y de devoluciones.

 El usuario, tras sentarse en la mesa, puede acceder a la carta y precios de forma instantánea e interactiva con imágenes, vídeos, descripciones, alérgenos, información nutricional, etc. Sin necesidad de esperar a que se nos entregue la carta ya podemos realizar la comanda pudiendo especificar el acompañamiento para cada plato, o la forma de preparación que deseamos (muy hecho, poco hecho, sin sal, etc.).

 El establecimiento, por su parte, puede configurar las cartas con fichas interactivas y atractivas. Rubén Corrales señala que los comercios que ya han realizado sus pruebas, han invertido tan sólo 4 horas en digitalizar sus cartas y ya están dispuestos para beneficiarse de todas las ventajas. Odibo además aumenta el reconocimiento de los establecimientos, disminuye los gastos por pedidos devueltos por no cumplir las exigencias del cliente y no necesita inversión en equipos ya que el sistema utiliza los de los clientes.

De momento la app para dispositivos móviles está en desarrollo si bien se puede acceder a través de www.odibo.es o www.notoqueslacarta.com. A partir de aquí se abren varias opciones para el restaurante tanto si quiere que su carta sea visible para todos o si para ello prefiere poner a disposición de sus clientes un código QR o un chip con el que incluso desde la cocina saben desde qué mesa han realizado el pedido.