Este martes ha tenido lugar la primera de las concentraciones que UGT-A, CCOO-A y CSIF-A van a llevar a cabo como expresión de su rechazo a los incumplimientos del Servicio Andaluz de Salud de atender a sus demandas sobre condiciones laborales retributivas y asistenciales.

 El Gobierno andaluz anunció el viernes su propuesta de abonar una gratificación especial por el Covid-19 al personal del sistema sanitario público, equivalente al 20% del salario base más la paga extra por tres meses, según trasladó el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, a los sindicatos.

 Según explicó el SAS por medio de una nota, por el trabajo realizado durante los meses de máximo azote de la pandemia, todos los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía recibirán así un pago único de 622,37 euros de media: medida que tiene un coste de casi 73 millones de euros. El SAS propuso a los sindicatos aumentar hasta en cuatro los días adicionales de vacaciones al personal: uno por mes desde marzo a junio.

 Pepe Toro, delegado sindical de UGT en el Centro de Salud de Olvera ha expresado que no ha habido ninguna negociación sino que se trata de una decisión unilateral de la Consejería de Salud, que no quiere un acuerdo de mejoras globales para todos los trabajadores del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

La situación en la comarca de la Sierra es similar a la del resto de Andalucía y preocupante ya que la mayoría de profesionales pertenecen al ámbito de la atención primaria, para la cual la Junta no ofrece un plan ni apuesta por especialidades de enfermería ni renovación de las urgencias dejando a 50.000 profesionales de Andalucía sin carrera profesional.

Pepe Toro ha apostado por el entendimiento si bien destaca que lo que piden realmente es el compromiso del gobierno autonómico y no ‘vendan’ unas mejoras cuando están forzándoles a trabajar más y en peores condiciones para poder tener un sueldo medianamente aceptable, teniendo que hacer más noches, más festivos y más guardias para ganar algo más.

Según el calendario facilitado por el área de Sanidad de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT-A, los días 14, 16, 21 y 23 de julio las concentraciones se desplegarán antes los centros sanitarios, mientras que el 28 de julio la concentración tendrá lugar ante los Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud. Todas ellas se harán respetando estrictamente las medidas de distanciamiento social y seguridad y se darán las consignas apropiadas a los trabajadores para que en ningún momento se produzcan aglomeraciones innecesarias y contraproducentes.