Las previsiones de lluvia hacen presagiar una bajada en la ocupación hotelera de hasta 15 puntos en la provincia. Algo que puede ser completamente diferente en la comarca serrana por la singularidad de su oferta turística, según las estimaciones de HORECA. Así nos lo adelantaba en la SER, Antonio De María, presidente de la asociación de hosteleros.

Semana Santa mojada, caja vacía” un dicho que desafortunadamente puede hacerse realidad este 2018, si se cumplen las previsiones de lluvia y no se realizan reservas de última hora.

La particular oferta turística de la Sierra de Cádiz, se podría desmarcar de estas malas previsiones dada la singularidad de su propuesta, alejada de las grandes plazas hoteleras del resto de la provincia y aprovechando la belleza de su entorno que ha sido realzada tras las últimas lluvias.