Los sanitarios de la Sierra de Cádiz han tenido que afrontar desprotegidos la situación de pandemia por el coronavirus.

Así lo ha asegurado Pepe Toro, enfermero del Dispositivo de Urgencias de Olvera, quien ha lamentado la falta de material proporcionado por el SAS tanto a él como a sus compañeros de la comarca.

En la sintonía de Radio Comarca ha asegurado que la situación en la actualidad es “un poco mejor” y que los EPIs de los que disponen “se asemejan a lo que debe ser un equipo de protección individual”.

El también delegado sindical de UGT en el Centro de Salud de Olvera ha reconocido que durante todo este tiempo la Junta les ha proporcionado mascarillas que no eran las idóneas ni en cantidad ni en el modelo que debe usar el personal sanitario por lo que han subsistido gracias a donaciones de fundaciones y a la compra individual de este material con dinero propio.

Pepe Toro asegura que la Sierra de Cádiz es “el hermano pobre” del Área de Gestión Sanitaria Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz. A este respecto, señala que están “olvidados” desde que se adhirieron a esta área cuando pasaron a un segundo plano y comenzó la desigualdad en el abastecimiento de material e incluso de ambulancias especiales para la lucha contra el coronavirus. Dos de estos vehículos llegaron a la Bahía, tres a Jerez y ninguna a la Sierra.