El CEIP Ramón Crossa comienza este viernes, 4 de septiembre, los encuentros telemáticos con los padres y madres de los alumnos para explicarles las claves del protocolo planteado para la vuelta al cole. Lo hace con la intención de garantizar la seguridad tanto del personal docente y administrativo del centro, así como el de los padres.

Su director, José Carlos Delgado, ha manifestado que esta decisión se ha tomado también en virtud de la experiencia del curso pasado en el que pudieron constatar que todas las familias tienen la posibilidad de acceder a esta modalidad de reunión y, por tanto, tienen asegurado llegar al 100% de los interesados.

Cada colegio, en función de sus características y sus posibilidades, llevará a cabo este proceso informativo de una manera u otra. En el caso del Ramón Crossa, el centro de primaria más grande del municipio, enviarán una notificación del tutor que corresponda en el que se incluirá el día, la hora y el enlace a través del cual se abre la aplicación con la sala virtual. Ahí explicarán los aspectos más interesantes del protocolo establecido que garantiza que la vuelta a las aulas se hará en las mejores condiciones posibles dentro de la situación que vivimos.

José Carlos Delgado ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a todos ellos después de un trabajo del que se siente satisfecho y contento y que vienen realizando desde el mes de junio. Al respecto ha añadido que el documento contempla el protocolo de actuación ante todos los escenarios posibles.

Al hilo de esta cuestión se ha pronunciado en la sintonía de Radio Comarca y SER La Janda el delegado de Educación, Miguel Andreu, quien ha recordado que siguen trabajando en coordinación con la Consejería de Educación así como la de Salud y Familias con la única intención de que el inicio del curso escolar sea presencial y seguro. Para ello se han reforzado los centros de la provincia con la incorporación de hasta 650 docentes de Primaria y Secundaria.

En principio, todos los niños y niñas acudirán, sin ninguna excepción, a sus centros a partir del día 10 de septiembre. Miguel Andreu ha recordado que el protocolo está elaborado con la intención de que ningún alumno quede en desventaja sino que se desarrolle el curso con la mayor normalidad posible. Si no se puede garantizar la distancia de seguridad entre las mesas dentro de las aulas, será obligatorio el uso de mascarillas.