Ildefonso Cózar se ha visto obligado a posponer el que iba a ser el segundo desafío INVictus, una iniciativa surgida tras el episodio sufrido en primera persona y del cual salió adelante. Para este 2020, el ubriqueño afincado en Alpandeire se ha propuesto cumplir la conocida como Ruta de Fray Leopoldo en régimen de autosuficiencia. Se trata de un recorrido de casi 260 kilómetros entre Alpandeire y Granada donde le ayudará un equipo si bien tan sólo se abastecerá de agua.

En un principio la ruta estaba prevista para el mes de abril si bien el confinamiento decretado por el Estado le ha obligado a aplazar esta actividad con la que busca recaudar fondos para la adquisición de una silla adaptada para hacer senderismo en la zona del Valle del Genal. En la sintonía de Radio Comarca ha explicado que Miguel, un joven de Benadalid, tendrá en su poder la silla si bien sus padres comunicaron desde primera hora que estaría a disposición de todo aquel que la precisara. Por tanto, los pueblos de la zona dispondrán de un atractivo turístico más.

Ilde Cózar ha explicado que, una vez concluya el confinamiento, necesitará al menos un mes para ultimar la preparación. De momento realiza ejercicios en casa que no son suficientes para afrontar un reto de esta magnitud. En cuanto al origen de esta aventura, nos ha asegurado que tanto él como su pareja tuvieron por separado esta idea una vez sufrió el ictus y que fue más adelante cuando la plantearon en común. Se trata de un recorrido que ambos ya han completado en una ocasión.

Para esta iniciativa han lanzado la venta de unas camisetas y de unas monedas conmemorativas que, de momento, no se pueden adquirir hasta que no se restablezca la normalidad en todo el territorio nacional.