Diputación emprende la reparación de tramos de carreteras provinciales dañados por la reciente sucesión de borrascas. En concreto se han iniciado obras de reconstrucción en dos enclaves de la Sierra de Cádiz: el punto kilométrico 6 de la CA-9101 que enlaza Olvera y Coripe, y el punto 13´9 de la CA-9104 que comunica Zahara de la Sierra y Grazalema. Las actuaciones han sido declaradas como obras de emergencia conforme a decretos suscritos por la presidenta de Diputación, Irene García. Para restablecer el tráfico en esta vías, en condicione de seguridad, se ha consignado una inversión inicial que ronda los 450.000 euros sumando las dos intervenciones.

El informe con los daños apreciados, la concreción de las soluciones técnicas, así como la dirección facultativa de las obras la afronta el área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local de Diputación que coordina Encarnación Niño.

En Zahara de la Sierra se localiza la intervención de mayor complejidad. En términos técnicos las precipitaciones produjeron un “colapso por saturación del material” que no sólo deterioró el firme de la carretera, sino que provocó la caída de un muro de contención así como la rotura de una tubería. El agua bajó por el caminó nazarí como un torrente y devastó un tramo que ronda los 90 metros de longitud. Ahora se afronta el estudio geotécnico del terreno con catas para comprobar su solidez. Dichos ensayos han profundizado hasta los seis metros y medio hasta alcanzar una cota con garantías de estabilidad; tras solventar esta tarea inicial se está excavando en la zona afectada para verificar si los materiales obtenidos en las catas se mantienen regularmente en todo el tramo.

La próxima semana se determinará la solución técnica definitiva. Las primeras impresiones son favorables y se estima que se podrá resolver el problema mediante un relleno con escollera, además de instalar un nuevo sistema de drenaje que capte las aguas que bajan del camino nazarí y la deriven a una nueva conducción que desembocará –a través de una obra de fábrica- a un arroyo. El firme será repuesto, se reconstruirá el muro de contención y se instalarán nuevas señalizaciones. Esta intervención presenta un coste estimado de 311.475´64 euros. La firma contratada para la ejecución de los trabajos es Manuel Alba SA y el estudio geotécnico se ha encargado a Control de Calidad Cádiz SLL (CONCADIZ).

En la carretera Olvera-Coripe las aguas ocasionaron varias roturas del firme y la desaparición del terraplén. El punto kilométrico 6 es una zona inundable y de hecho en la última década se han producido, al menos en tres ocasiones, daños muy severos por el desbordamiento de aguas. En esta zona convergen dos cauces fluviales: el del río Guadalporcún y el del arroyo Bermejo. Sin embargo, pese a que el tráfico en este enclave está cerrado, se ha apreciado la resistencia de algunas de las obras de mejora que se resolvieron en años anteriores. Por ejemplo, los tres marcos prefabricados que se levantan sobre uno de los cauces permanecen indemnes, así como la cimentación mediante pedraplén. El temporal se llevó la zahorra y algunos taludes, que ahora serán restituidos con una mejora: los taludes serán protegidos mediante hormigón para asegurar su impermeabilidad.

Para la reparación de la carretera Olvera-Coripe se ha estimado una inversión inicial de 133.032,14 euros. La firma Canteras de Almargen SL afronta las obras.