La Junta de Andalucía ha dado luz verde a la petición del CEIP Ramón Crossa de Ubrique para acoger el Programa de Refuerzo Estival que se desarrollará durante el mes de julio con la finalidad de combatir el fracaso escolar además de ser una medida paliativa para el alunado que haya podido tener dificultad en el proceso de enseñanza-aprendizaje como consecuencia del cierre de los centros educativos por el decreto del Estado de Alarma por la COVID-19.

 De esta forma, el centro pone sus instalaciones y sus recursos a disposición de aquellos profesores y alumnos que quieran participar en el mismo, con independencia del centro donde cursen sus estudios o lleven a cabo su actividad docente.

El director del CEIP Ramón Crossa, José Carlos Delgado, ha explicado que se cumplirán con todas las medidas de seguridad y que, para ello, la Junta permite una ratio de alumnos mucho menor que en condiciones normales. La delegación de Educación ha valorado positivamente la aclimatación de las aulas de este centro y del gimnasio ya que el programa refuerza las áreas instrumentales de Inglés, Lengua y Matemáticas, así como el fomento de hábitos de vida saludable a través de la práctica del deporte y actividades lúdicas.

Por otro lado, desde hoy y hasta el próximo lunes 8 de junio está abierto el plazo de matriculación en todos los centros de Infantil y Primaria. Un proceso al que deben concurrir todos los alumnos salvo los de primer ingreso (nacidos en 2017) y aquellos que cambian de centro por alguna cuestión. Los colegios permanecen abiertos de 9:30 a 13:30 horas si bien piden que se priorice la matriculación telemática a través de la web de la Junta de Andalucía y, en caso de dudas, llamar por teléfono al centro antes de acudir a él.