El Ayuntamiento de Prado del Rey ha realizado “un gran esfuerzo económico”, según ha relatado su alcaldesa, Vanesa Beltrán, para adquirir un total de 22 purificadores de aire con acción de ozono para cada una de las aulas de los CEIP Pablo de Olavide y San José, así como para la Escuela Infantil Azahar. 

 Con ello pretenden evitar que se tengan las ventanas abiertas durante este período de frío y contribuir a la seguridad de los niños y niñas con un elemento que funcionará como purificador mientras el alumnado permanezca en clase y desinfectará la clase por la tarde mediante su opción de ozono. 

La primera edil pradense ha señalado que desde las autoridades sanitarias ya se encuentran realizando un análisis de la población que les ayude a ‘diseñar’ el cribado masivo que se llevará a cabo, con casi total seguridad, la próxima semana en el municipio. Vanesa Beltrán ha adelantado que se realizará en el Pabellón Municipal y que pondrán todos los medios para facilitar el desplazamiento de todos los citados, especialmente las personas mayores. 

La intención es que puedan acudir el máximo de vecinos posible de entre todos los que seleccione –de manera aleatoria- los servicios epidemiológicos de la Junta de Andalucía en un proceso que se realiza en función de la población. No obstante, la alcaldesa confía en que sus vecinos vuelvan a dar una muestra más de su compromiso y responsabilidad contra el coronavirus. De igual forma, ha reconocido que la situación parece estabilizarse después de la aparición de varios focos que provocaron numerosos positivos y muchas personas en cuarentena por contagio o contacto estrecho.