Zarpitas y el Ayuntamiento de Ubrique han ampliado un año más el proyecto CES que, desde finales de 2017 viene prorrogándose anualmente.

La iniciativa tiene como objetivo el control de las colonias o poblaciones de gatos callejeros, respetando la vida de los animales y evitando de este modo su sacrificio a través de la ‘captura’, ‘esterilización’ y ‘suelta’

 La presidenta del colectivo, Lourdes Vega, ha recogido esta noticia “con los brazos abiertos” y ha reconocido su satisfacción por ampliar un programa con el que se disminuye la natalidad y tamaño de estas poblaciones callejeras sobre el cual muchos vecinos no tienen la información precisa y es por ello por lo que llegan a increparles cuando están realizando el mejor procedimiento posible para estos animales. 

En la sintonía de Radio Comarca ha explicado que el colectivo no pasa por su mejor momento ya que la pandemia evita la organización de actividades y eventos que tenían previsto como sus tradicionales mercadillos o la exposición ‘Zarpitas con Arte’. Una decisión que entiende al tiempo que admite no conocer por qué si se permiten otro tipo de celebraciones. 

 Por todo ello han hecho un llamamiento a todos aquellos que puedan y quieran colaborar con la asociación de cualquiera de las maneras, ya sea con una aportación mensual, contribuyendo en los sorteos que realizan regularmente o a través del voluntariado, también necesario. 

Lourdes Vega ha recordado que, pese al confinamiento y al estado de alarma, no han dejado de prestar su ayuda puesto que se trata de seres que necesitan de su acción los 365 días del año. 

Al mismo tiempo señala que no entiende cómo en pleno siglo XXI siguen encontrándose animales con cepo o envenenados en muchos puntos de la localidad como la Nueva Vega, la Barriada Antonio Vega o las inmediaciones del IES Nuestra Señora de los Remedios. Una práctica que –recuerda-, es un delito y es por ello por lo que no cejarán en sus denuncias.