La empresa marroquinera Hermepiel ha realizado un ‘cribado’ entre su plantilla justo el día antes de que los trabajadores se incorporaran a su puesto laboral tras la Semana Santa. En total, de las 246 pruebas realizadas, 7 han arrojado un resultado positivo, quedando aislados todos ellos además de otros 16 empleados más al ser contactos estrechos de los mismos.

 En total, son 23 los trabajadores que este lunes no se han incorporado y guardan la cuarentena en sus casas. Así lo ha reconocido en Radio Comarca el gerente, Eduardo Hernández, quien ha señalado que todos son asintomáticos y se encuentran en buen estado de salud. 

Además de anticiparse a cualquier situación que pueda derivarse, estos tests masivos contribuyen, junto al gran número de pruebas que se están llevando a cabo en las últimas semanas en Ubrique, a conocer la incidencia real del virus entre los vecinos de la localidad. 

 Eduardo Hernández se ha mostrado convencido de que las empresas marroquineras se convirtieron con estas medidas y el resto del protocolo en entornos que no suponen un mayor peligro de contagio. Aun así, reconoce que nunca llegamos a conocer al completo el virus y es esta una de las cuestiones por las que la empresa acumula a día de hoy más de 1.000 pruebas realizadas entre sus trabajadores. 

En el caso de Hermepiel, además del uso de la mascarilla y otros elementos de protección individual, y de adaptar las instalaciones a las necesidades que exige la situación de pandemia, se ha reforzado la limpieza y desinfección, la cual se lleva a cabo prácticamente durante todo el día.