Desde este miércoles 15 de julio, el uso de mascarilla en Andalucía se ha convertido en obligatorio tanto en espacios abiertos como cerrados con el objetivo de combatir el coronavirus. Una normativa que afecta a todas las personas mayores de 6 años salvo aquellas con patologías o dificultades respiratorias.

 En playas o piscinas hay que usarlas en paseos y desplazamientos estando exentos durante el baño o al permanecer en un espacio concreto como las sombrillas. En bares y restaurantes seguirá siendo obligatoria usarlas en las terrazas y también en el interior en los momentos en los que no se esté consumiendo alguna bebida o alimento. Tampoco hay cambios en los vehículos, donde sigue siendo obligatoria en transporte público y en vehículos privados cuando vayamos con personas con las que no convivamos. En cuanto al deporte, no es necesaria si lo practicamos de manera individual aunque sí debemos llevarla si vamos acompañados (también en paseos) salvo que sea una persona con la que convivamos.

El jefe de la Policía Local de Ubrique, José Benítez, ha explicado que las sanciones pueden alcanzar los 100 euros. Al igual que vienen realizando durante todo el estado de alarma en sus períodos de confinamiento y desescalada, este cuerpo priorizará durante un par de días la pedagogía y la información al ciudadano antes de proceder a denunciar el incumplimiento de la normativa. No obstante, una vez se cumpla este período levantarán las propuestas de sanción que procedan y será el Ayuntamiento el que establezca la cuantía.

José Benítez ha recordado que la Junta de Andalucía ha variado también la normativa para los velatorios, a los que pueden acudir un máximo de 10 personas en interior y 25 en exterior. Desde la Policía Local de Ubrique se aboga por el estricto cumplimiento de todos estos cambios e inciden en que se trata de un asunto de responsabilidad y de salud pública.

 En otro orden de cosas, ha valorado positivamente la puesta en marcha del nuevo vial de Juan Carlos I aunque matiza que, “como todo, es mejorable”. José Benítez reconoce que hasta que no llegue el mes de septiembre y se vuelve a la plena actividad tanto laboral como en los colegios, no se podrán extraer conclusiones más fidedignas si bien utilizarán estas semanas de verano para estudiar e incluir posibles mejoras que no afectarán a la circulación en general pero sí a cuestiones como un paso de peatones en la zona de la Calle Curtidores.