La RFAF ha emitido un comunicado en el que da por finalizadas todas las competiciones bajo su jurisdicción sin descensos pero con ascensos. En el caso de la Primera Andaluza la intención es jugar, si las autoridades sanitarias lo permiten, un playoff express con los cuatro equipos clasificados en las primeras posiciones.

 En la tarde de este jueves se reunían telemáticamente el presidente de la RFAF y los cuatro equipos implicados de la provincia de Cádiz: Puerto Real, Jerez Industrial, Balón de Cádiz y Ubrique UD. En dicho encuentro les transmitía a estos la negativa a reestructurar las divisiones que planteaban la mayoría de estos equipos.

Miguel Domínguez, técnico del Ubrique UD, ha señalado que lo ideal hubiera sido esa reestructuración y el consiguiente ascenso directo a División de Honor. No obstante, apunta que la postura de su equipo una vez dada esta imposibilidad es la de jugar el playoff (previsto entre junio y julio pero sin fecha cerrada) siempre y cuando tengan plenas garantías sanitarias. A este respecto, la Federación se compromete a hacer un test una semana antes de los partidos y otro dos días antes.

De esta forma, el Ubrique se enfrentaría en un único partido en sede neutral al Puerto Real mientras que Jerez Industrial y Balón de Cádiz buscarían el otro puesto en la final en la que se dirimiría el único ascenso en juego a la semana siguiente. Un playoff en el que a los ubriqueños no les valdría el empate ya que, de producirse, se daría por vencedor sin prórroga ni penaltis al mejor clasificado.

 Miguel Domínguez considera que en estas circunstancias, con dos meses de parón y a partido único las fuerzas se igualan y es ahí donde entra en juego la ilusión de un equipo que es la de todo un pueblo.

En la sintonía de Radio Comarca ha lamentado que tengan que afrontar este hipotético playoff, que no es sino un sueño de todos, sin el apoyo de la afición, y ha adelantado que la Federación sondea la posibilidad de retransmitir por streaming los partidos.