Tras más de una década al frente del colectivo, Pepe Garrido ha decidido dejar la presidencia de la Asociación Cultural responsable de la Recreación Histórica de Bandoleros de Grazalema. El ya expresidente ha señalado que, como todo en esta vida, tiene un inicio y un fin y ya era el momento de dar el paso al lado.

 Lejos de la sensación de vacío que puede suponer una decisión de este tipo, Pepe Garrido asegura que se va con un sentimiento positivo, impulsado por su carácter optimista a la hora de afrontar la vida.

En estos diez años de dedicación y esfuerzo, también ha habido mucho cariño y mucho amor a una recreación que implica un trabajo enorme con personas y colectivos de toda España. Echando la vista atrás, Pepe Garrido se queda con haber creado ilusión en pequeños, mayores, grazalemeños, benamahometanos pero también de todo aquel que ha visitado Sangre y Amor en la Sierra en alguna de sus 13 ediciones.

Por todo ello le resulta imposible quedarse con un momento en concreto si bien se queda con todos, los de disfrute y los de aprendizaje. Pepe Garrido abandona el cargo con la idea de disfrutar de este evento de otra forma, “viendo los toros desde la barrera”, y recordando cada una de las miradas y sonrisas que ha acumulado en sus retinas durante todos estos años.