Este lunes Pedro Galiana presenta una iniciativa por la cual pretende que la patacabra sea incluida en el inventario de bienes del patrimonio histórico de Andalucía y para que la marroquinería sea integrante de la cultura tecnológica andaluza. Un proyecto que surge de una idea que tuvo con su amigo Antonio Mateos Coronil, fallecido en noviembre de 2016 y al cual quiere también rendir homenaje con este trabajo. La finalidad no es otra que seguir luchando por salvaguardar el patrimonio cultural e histórico de la marroquinería y de su herramienta más emblemática: la patacabra.

Pedro Galiana ha explicado que la solicitud irá acompañada de una memoria justificativa en la que están trabajando un equipo amplio y sobradamente cualificado entre los que se encuentran historiadores, profesores universitarios y economistas además de empresarios y trabajadores marroquineros. Todos ellos se enfrentan ahora a un proceso que debe regirse con la mayor seriedad posible y que no será fácil.

El impulsor de este proyecto, Pedro Galiana, ha adelantado que “siempre hay que aspirar a todo” y que su amor por este pueblo y por su artesanía hará que no se conformen con ello sino que tienen previsto elevarlo a nivel nacional. Por tanto, el equipo del cual se ha rodeado, además de estar preparado, es ambicioso.