Isabel Gómez
Isabel Gómez, alcaldesa de Ubrique

Después de un primer intento fallido en 2018 cuando el expediente se resolvió de manera negativa, el Ayuntamiento de Ubrique iniciará, a partir del próximo pleno municipal, los trámites para reclamar al Gobierno la creación de una oficina comarcal para la expedición del DNI y Pasaporte. Así lo ha explicado la alcaldesa, Isabel Gómez, quien ha resaltado que incluso cuentan con un espacio habilitado para ello en el edificio del Antiguo Mercado de Abastos. 

 La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, recomendó a la edil ubriqueña que retomarán la iniciativa desde cero, es decir, desde su aprobación en el pleno municipal. Algo que se llevará a cabo el próximo martes 27 de octubre. 

En la sintonía de Radio Comarca ha adelantado que la sesión plenaria estará marcada también por un nuevo paso dentro de la aprobación definitiva del PGOU así como de la RPT e incluso se presentará un borrador de los presupuestos para 2021. A este respecto ha adelantado que serán muy diferentes a los anteriores y completamente adaptados a las necesidades derivadas de la pandemia. Isabel Gómez confía en que incluso puedan estar aprobados en el mes de noviembre. 

 Por otro lado, la alcaldesa ubriqueña ha explicado que le transmitió a Sandra García la intención de crear un Centro de Expresión Musical en el edificio de la AISS que dé respuesta a las necesidades no sólo de la Escuela Municipal sino también a las diferentes bandas y agrupaciones de la localidad. Para ello existen dos posibilidades: o una cesión gratuita al Ayuntamiento o una inversión del propio Gobierno. 

Por último, Isabel Gómez ha aplaudido el compromiso del delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, de invertir 251.000 euros en la rehabilitación del puente Realejo y la restauración del cauce de la Garganta Barrida. Unas obras que podrían comenzar a principios de año. 

 La alcaldesa ha recordado los trabajos y la insistencia mostrada por el Ayuntamiento que ya realizó un proyecto a nivel municipal y que llevó a cabo unas actuaciones de emergencia para paralizar el deterioro del puente y garantizar que no se cayera, preservando así el patrimonio etnográfico, cultural y ambiental.