La Diputación de Cádiz, a propuesta del grupo de Adelante, ha aprobado por unanimidad en su último pleno una moción por la que se plantean medidas como que se declare a la Sierra Zona de Difícil Cobertura de profesionales sanitarios. El diputado provincial, Hugo Palomares, ha reclamado una ofensiva de Junta y Gobierno para mejorar la atención sanitaria en la comarca, la cual considera que ha sido “tratada por las administraciones como zona de segunda categoría”.

 Según Hugo Palomares, los vecinos de la comarca han llegado a esta situación por las deficiencias que plantea el sistema, el cual habría que modificar en esta zona, y que conlleva la negativa de muchos profesionales sanitarios a la hora de trabajar aquí.

Desde Adelante proponen un aumento en las retribuciones de estos sanitarios, facilidades en sus alojamientos, el aumento de plazas de Médicos Internos Residentes o la creación de puntos de urgencias con ambulancia y personal médico y de enfermería las 24 horas.

Palomares ha recordado que la comarca de la Sierra es la única de toda la provincia que no dispone de un hospital público sino que el centro de referencia es el Hospital Virgen de las Montañas de Villamartín, que es concertado. Además, ha remarcado que pueblos como Villaluenga o Benaocaz no disponen de médico las 24 horas del día y la dificultad para cubrir guardias, vacaciones y días de descanso en otros municipios más grandes. En caso de no encontrar el compromiso de la Junta y del Gobierno central, el diputado provincial no descarta movilizaciones en las calles como ya ocurriera en Ubrique con el caso de ‘Especialistas ¡Ya!’.