El Observatorio de Salud ‘Especialistas ¡YA!’ ha calificado de “necesarias” las medidas impuestas por la Junta de Andalucía en la lucha para doblegar la curva de contagios en esta tercera ola del coronavirus, y que pasan por el cierre perimetral de los municipios con una tasa superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes y por el cierre de los establecimientos y comercios que no sean de primera necesidad cuando la tasa supera los 1.000. 

 No obstante, Antonio Rodríguez Carrión ha hecho énfasis en la manera adecuada de comportarnos en las reuniones, que actualmente son de un máximo de 4 personas. A este respecto considera fundamental estrechar el círculo de contactos lo máximo posible y el uso de mascarilla en todo momento además del refuerzo que supone el distanciamiento social. 

Al margen de la pandemia, la Escuela de Salud del propio Observatorio trabaja en la puesta en marcha de dos proyectos con los que mantener viva su tarea de divulgación. Por ello arrancarán el próximo 1 de febrero un curso sobre enfermedades frecuentes en niños de Ciclo Infantil. El mismo arrancará en el CEIP Benafelix si bien la intención es extenderlo a todos los centros educativos de Ubrique. A través de una lista de difusión de WhatsApp se enviará a cada padre inscrito enlaces a artículos de prensa, texto y vídeos seleccionados de cada tema además de resolver cuestiones personales con la debida privacidad. 

 El objetivo es proporcionar conocimientos básicos de las enfermedades infantiles más frecuentes como la enfermedad del beso, la fiebre de los tres días, hiperactividad en los niños, resfriados y gripe o signos de alarma en enfermedades infantiles. 

Por otro lado, el Obsevatorio de Salud está elaborando una guía sanitaria compuesta por fascículos de publicación periódica que permitirá un mayor autocuidado de la salud. Al igual que el Taller de Pediatría, la Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Ubrique colabora mediante la impresión en papel de los diferentes temas. Se trata de divulgar aquellos conocimientos que a los médicos les gustaría que todo el mundo supiera o tuviera dónde recurrir para saberlo.