La Policía Local de Ubrique ha cerrado satisfactoriamente unas Navidades atípicas marcadas por las medidas restrictivas impuestas por la Junta de Andalucía y que han alterado las rutinas de la ciudadanía en unas fechas marcadas por los encuentros familiares y los reencuentros. Unas fiestas en las que han tenido que implicarse en el cumplimiento de todas ellas al tiempo que compaginaban estas funciones con las ordinarias ajenas a la situación de pandemia. 

 El jefe del Cuerpo, José Benítez Salguero, ha reconocido la dificultad que entraña dados los recursos limitados de los que disponen si bien se ha mostrado contento con el trabajo desarrollado durante estas últimas semanas. 

Las Navidades se han saldado con un número de denuncias similar al de otros años, es decir, superando levemente la decena. Eso sí, en esta ocasión la naturaleza de muchas de ellas ha cambiado, así como los momentos más comprometidos, que se han trasladado a las tardes del 24 y del 31 de diciembre. Además de las relacionadas con la seguridad, José Benítez ha destacado un episodio de violencia de género en Nochevieja. 

En la sintonía de Radio Comarca ha resaltado y agradecido una vez más la responsabilidad y la solidaridad de la mayoría de los ubriqueños y sostiene que, pese a que hagan más ‘ruido’, tan solo son una minoría los que no cumple con lo dictado por las autoridades. 

 Ahora quedan a la expectativa de lo que pueda dictaminar la Junta de Andalucía, recordando que las medidas vigentes se mantienen hasta el domingo 10 de enero.