La Fundación López Mariscal ha dado a conocer su nueva línea de ayuda, denominada ‘Programa Calidad de Vida’.

Un proyecto con el que canalizar el apoyo que lleva prestando a personas sin recursos o con problemas graves de movilidad bien sea porque están postrados a una cama o precisan de una silla de ruedas.

 La portavoz del colectivo, Esther Carrasco, ha explicado que el objetivo es mejorar el sistema de cuidados de familiares incapacitados en su movilidad y velar por su salud emocional y bienestar mental.

 Para ellos se emprenderán acciones encaminadas a mejorar las condiciones de vida de personas que se ven obligados a permanecer gran parte de su tiempo en una cama articulada, incorporando a la sociedad, gracias a una silla de ruedas, a personas con capacidades diferentes mejorando su calidad de vida y contribuyendo a su inclusión social.

La Fundación prestará también a estas personas servicios psicosociales solidarios, patrocinarán actividades formativas para personas con diversidad multifuncional y sus familiares y propiciarán una vida más fácil a personas con necesidades y sin recursos a las que las ayudas públicas no les llega.

A este nuevo programa se pueden acoger personas con discapacidad física, psíquica y/o sensorial que no pueden afrontar sus necesidades básicas por falta de recursos económicos; personas que necesitan material especializado para su vida diaria y no reciben ayuda por la seguridad social; personas que necesitan apoyo para mejorar su salud emocional y su bienestar mental y personas sin recursos económicos que requieren de una ayuda puntual para llevar una vida más digna.

 Para acceder a este nuevo servicio solo tienen que llamar a la Fundación o escribir un correo electrónico y una comisión valorará el tipo de ayuda que necesita.

 Por otro lado, desde este pasado miércoles, 70 alumnos ubriqueños de primaria disfrutan del Programa de Refuerzo de Verano que se llevará a cabo durante los meses de julio y agosto, trabajando las tres áreas instrumentales que permiten afrontar las otras materias de los cursos sucesivos. Estos 70 alumnos están organizados en grupos de 8 y reciben clases diarias durante hora y media impartidas por tres profesionales de la docencia.