El Centro Tecnológico de la Piel, Movex, se ha hecho eco de la convocatoria, por parte de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta, de la cuarta edición de los Premios a la Artesanía de Andalucía, destinados a empresas y personas artesanas por su contribución al desarrollo del sector artesanal en la comunidad autónoma. 

 La convocatoria establece cuatro modalidades: a la Artesanía, a la Obra Singular, a la Innovación y la Investigación en Artesanía, y a la Calidad en la Promoción y comercialización. Se espera que sean más los ubriqueños presentados en esta convocatoria ya que en los últimos años no había muchas empresas dadas de alta en el Registro de Artesanos. 

El gerente de Movex, Javier Gallego, ha informado también de la visita el próximo lunes 26 de otubre al Centro Tecnológico de representantes de la Agencia IDEA así como el delegado territorial de Empleo, Alberto Cremades, para informar de la nueva orden de incentivos de la Junta para pymes industriales. Unas ayudas que cuentan con un presupuesto de 50 millones de euros y que están dirigidas a empresas que tengan entre 9 y 250 trabajadores. Cada una de ellas puede percibir un máximo de 300.000 euros en función de las pérdidas ocasionadas por el coronavirus. La cita comenzará a las 17:00 horas con aforo reducido y previa reserva de plaza si bien se está trabajando para que sea retransmitida por streaming para que llegue al mayor número de interesados. Javier Gallego destacaba la concurrencia no competitiva de estos incentivos cuyas solicitudes se irán resolviendo por orden de llegada antes del 31 de diciembre. 

Por último, desde Movex han anunciado la visita de Ana María Salazar, miembro del Consejo en Nueva York de la ONU, quien estará el miércoles en Ubrique para una reunión en el Ayuntamiento y una posterior charla en la que informará sobre las líneas en las que trabajan y los trámites a seguir para que las mujeres marroquineras puedan aprovecharse de ello. Ana María Salazar quiere mostrar su apoyo al proyecto impulsado por Pedro Galiana para que la patacabra sea incluida en el inventario de bienes del patrimonio histórico de Andalucía y la marroquinería sea integrante de la cultura tecnológica andaluza.