El Ubrique Unión Deportiva Senior dio la cara en su primer partido de pretemporada ante el San Fernando, equipo del Grupo IV de la Segunda b, tres categorías por encima de la que milita el equipo ubriqueño. Los de Miguel Domínguez cayeron por 1-2 en el campo de césped en un choque en el que los isleños se adelantaron en el minuto 3 de partido. Peluca empató de penalti pasada la media hora de juego y el cuadro cañaílla tan sólo impuso su superioridad en los minutos finales cuando anotó restando 6 minutos para el final.

El choque dejó buenas impresiones en el bando serrano, donde pudimos ver por primera vez a las nuevas caras que presenta el equipo en este nuevo curso. Algunos de ellos como Miguel Rubiales o Alejandro Montedeoca, así como la vuelta de Pedro Pablo, salieron de inicio dejando destellos de lo que podemos esperar de ellos.

Reforzar el equipo era una prioridad si bien los cinco fichajes confirmados hasta el momento pueden ocupar el papel de titulares sin complejo de los que ya estaban y que, a buen seguro, no le pondrán las cosas fáciles. Miguel Domínguez ha valorado positivamente los cinco fichajes si bien no se descarta la llegada de alguno más como la del delantero bosqueño Juanma, pendiente de asuntos laborables. El técnico ubriqueño ha adelantado que seguirán con el estilo de juego que el año pasado les llevó a luchar por el playoff de ascenso argumentando que “si algo va bien, mejor no tocarlo”.

Sin embargo algo si ha cambiado en el Ubrique del pasado verano a este: la ilusión por hacer algo grande. El propio entrenador ha asegurado que “la ilusión que hay este año no se ha visto nunca”. Un estado de ánimo que viene marcado por el gran papel desarrollado el año pasado y por estas incorporaciones nuevas. Además, el Ubrique UD ya sabe a lo que se enfrenta en esta Primera Andaluza y ha aprendido de los errores aunque sabe, mirando el calendario, que no habrá ningún domingo fácil en toda la temporada.