La reunión tuvo como escenario el Salón Regio de la Diputación de Cádiz. Foto: Nacho Frade

La Diputación Provincial de Cádiz va a constituir una Mesa del Olivar, proyecto que será debatido y aprobado por el Pleno a comienzos del próximo año. El objetivo es que este sector económico estratégico de la provincia tenga un foro de defensa, con la participación de ayuntamientos, cooperativas, almazaras, centrales sindicales y asociaciones profesionales.

En una reunión previa celebrada recientemente, con carácter de foro de discusión y reflexión, se constató la importancia del olivar gaditano, dentro de la política de desarrollo económico de la provincia que promueve el actual equipo de gobierno de la Diputación, para asentar a la población en el territorio, así como la necesidad de tomar posiciones ante las amenazas de una Política Agraria Común, que no contempla al olivar de montaña por ahora, las dificultades para adaptar la transformación y la comercialización de este producto saludable a las demandas y competencia de los mercados, o de plantear su futuro frente al cambio climático.

La reunión fue promovida por la Diputación como toma de contacto con el sector, con la participación en la mesa presidencial de la vicepresidenta segunda y responsable del área de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, del delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Manuel Miranda, de las diputadas provinciales Isabel Moreno y Encarnación Niño, y de la presidenta de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), Ana María Romero. Acudieron representantes de este sector productivo. En la provincia hay 3.500 oleicultores, indicó la diputada Isabel Moreno

La provincia de Cádiz cuenta con una superficie de olivar de 25.00 hectáreas, de las que unas 16.000 son de olivar de sierra, informó en esta cita el delegado territorial de Agricultura, quien dio la bienvenida a la iniciativa de la Diputación. Miranda también explicó que la Junta de Andalucía tiene un plan específico para el sector del olivar, y que la administración autonómica apuesta por la mejora de la transformación y la comercialización del aceite, dado que es una forma de generar valor añadido. Asimismo reconoció la preocupación existente ante la actual cosecha, afectada por la sequía, prevista en unas 8.700 toneladas en la provincia, con una merma con respecto a la del 2016, que fue de 10.000 toneladas.

La riqueza patrimonial del olivo también es importante en la provincia de Cádiz. Este es un factor social y cultural destacable, que también será objeto de trabajo en la Mesa del Olivar que se constituya. Por el momento, la Diputación Provincial de Cádiz respalda la candidatura de los Paisajes del Olivar de Andalucía a Patrimonio Mundial, liderada por la Diputación de Jaén y que cuenta asimismo con el apoyo de las diputaciones de Córdoba, Málaga, Granada y Sevilla, así como con las organizaciones agrarias, las universidades andaluzas y otras entidades privadas como la Fundación Juan Ramón Guillén y la Fundación Savia.