El Pleno de Diputación ha aprobado por unanimidad dos iniciativas públicas que suman nueve millones de euros para los municipios de la provincia de Cádiz.

Uno de los instrumentos resueltos es un programa clásico: el Plan Provincial de Obras y Servicios, si bien se ha empleado una novedosa fórmula para recuperar actuaciones inconclusas –alguna de ellas data incluso de 2014- y plantear un modelo que permita mayor agilidad en la ejecución de próximas ediciones.

 El responsable del área de Desarrollo Local de Diputación, Manuel Chacón, ha defendido la modificación del Plan Provincial de Obras y Servicios. El objetivo de esta revisión consiste en sacar adelante, antes de que termine el año 2021, un centenar de actuaciones en infraestructuras y servicios públicos de más de 40 municipios. Esta movilización de recursos, que supera los 5,9 millones de euros, permitirá un millar de empleos directos, según la argumentación expuesta al Pleno por parte de Manuel Chacón, quien resalta que todo ello llega en el mejor momento posible ya que es cuando más falta hace.

Los 43 ayuntamientos destinatarios, tras aportar la documentación inherente a las obras, podrán recibir el 70 por ciento de la financiación antes de que finalice el presente 2020; el 30 por ciento restante se librará en el próximo ejercicio, cuando se resuelva la ejecución y justificación de las actuaciones, que en el caso de la comarca de la Sierra de Cádiz ascienden a 49.

En lo que a Ubrique se refiere, tendrán lugar dos intervenciones que afectarán a la mejora de las urbanizaciones del Poyetón y Mirasierra, esta última que ya estaba pendiente de acometer desde mayo de 2019 y que incluye ahora la mejora de la red de saneamiento.

Para cada una de ellas Diputación invertirá un importe de 100.915,50 euros y ambas estarán terminadas antes de octubre de 2021.