Este fin de semana, el joven ubriqueño Mario Sánchez, se ha enfundado por primera vez en su traje de luces durante la novillada en la plaza de toros de El Puerto de Santa María. Asimismo, el maestro Antonio morales ha realizado un crónica sobre su actuación.

Mario Sánchez comenta que disfruto y sintió que lo hizo bien ya que creía que ese día nunca iba a llegar para él.

Con respecto al traje de luces, Sánchez cuenta que pensaba que la primera vez que se enfundara en el le iba a molestar pero que en el momento de salir a la plaza se le olvidó el miedo y se concentró en hacer bien la faena.

Durante la novillada, el joven ubriqueño logró cortar una oreja y el publico pidió que se cortara la segunda pero finalmente el presidente denegó la petición.

Por otro lado, de cara al futuro, Sanchéz afirma que se encuentra a la espera de que le avisen para la próxima novillada.