Mari Ángeles Pino ya está de vuelta en los terrenos de juego. La jugadora del Universidad de Alicante se rompía el ligamento cruzado anterior de su rodilla el pasado mes de enero y diez meses después volvía a disputar un partido oficial con el equipo universitario.

 La ubriqueña confiesa que ha sido un periodo excesivamente largo si bien ha compartido varios de estos meses de lesión con otra compañera que también estaba en el dique seco por lo que el apoyo mutuo les ha ayudado bastante.

 Ahora tan sólo piensa en olvidar la lesión cuanto antes, recuperar sensaciones y alcanzar el nivel que tenía justo antes de este infortunio, que le privó entre otras cosas de poder proclamarse campeona de Europa con la selección española de fútbol sala. No obstante, Melli se queda con la sensación de haber contribuido a ese éxito.

 En cuanto a su hermana y compañera de equipo, Ana Pino, ha resaltado el buen estado de forma que mantiene desde hace varios meses y ha destacado el carácter a la hora de echarse el equipo a sus espaldas en los momentos de mayor adversidad. Un trabajo que no ha pasado desapercibido para Claudia Pons ya que la seleccionadora nacional viene contando con Ana Pino en sus convocatorias desde el primer trimestre de 2019.

 La jugadora del Universidad de Alicante ha repasado en SER Deportivos el inicio de competición de su equipo, que tras un mal inicio ha encadenado 6 victorias consecutivas. Ello les ha permitido escalar hasta la sexta posición justo antes de su importante choque ante uno de los máximos favoritos, el Burela FS.