El Bar Zulema se ha proclamado campeón de la trigesimosexta edición del Maratón Local de Fútbol Sala de Ubrique. El conjunto de Grazalema lo hizo con autoridad ya que lo ha conseguido el año que, a priori, más difícil lo tenían por la entidad de todos los rivales que tenía enfrente. Esta vez sí, el equipo grazalemeño alzó un título que venían mereciendo desde hace tiempo pero que por unas cosas u otras siempre se le acababa resistiendo. Fran Domínguez, capitán del Zulema, reconocía que ya les tocaba después de tantos años.

En lo deportivo ha resaltado el alto nivel de exigencia al que se vieron sometidos desde los partidos de grupo. Fran Domínguez sostiene que la clave estuvo en la defensa ya que sólo encajaron 6 goles en todo el torneo. Además, alabó la actuación de sus porteros tanto en los partidos como en las diferentes tandas de penaltis que vivieron.

Por último, ha querido agradecer todo el apoyo recibido por parte de los aficionados de Ubrique y matiza que se debe a la unión y la imagen que da este grupo de amigos. Como capitán ha mostrado su orgullo resaltando que no le hace falta haber conseguido este título para señalar a sus compañeros como los mejores.

Por su parte, el presidente del Comité Local de Fútbol Sala, Daniel Villanueva, ha hecho un balance positivo si bien reconocía lo duro que se hace poder organizar un evento de tantas horas sin pausa. Daniel Villanueva tan sólo resaltaba un incidente de un jugador que sufrió un choque con un compañero y sufriendo una lesión cervical que finalmente no pasó a mayores.

Sobre la principal novedad, el hecho de que la final se jugara en la madrugada del sábado al domingo, el presidente del Comité ha reconocido que fue un acierto con un pabellón lleno.