Más de una veintena de pilotos ubriqueños se dan cita en la XXIII Subida Ubrique-Benaocaz, que se disputa este fin de semana. Lo hacen con la máxima ilusión y expectación que produce correr en casa.

Es el caso de David Martínez Recio y Sebastián Zapata, quienes nos han compartido sus impresiones en los días previos. La serenidad del primero de ellos contrasta con el nerviosismo disparado del segundo, que debuta como piloto tras haber sido este tiempo atrás copiloto de Antonio Toro.

David Martínez participa nuevamente con su Renault Megane Coupé, vehículo al cual le ha tomado la medida y con el que se siente cómodo. Por su parte, Sebastián Zapata lo hace con un Peugeot 106 Rallye, y supone la culminación de un sueño y un proyecto sobre el que trabaja desde hace años.

Ambos nos han relatado lo que supone esta prueba no sólo para los amantes del motor sino para el pueblo y la Sierra de Cádiz. De la prueba tan sólo esperan disfrutarla al máximo y hacerlo además en cada uno de sus días, desde este viernes con la presentación oficial hasta el domingo cuando finalicen todas las mangas.

Por otro lado, en SER Deportivos hemos conversado con Jonatan Domínguez, que finalizaba en la quinta posición del Campeonato de España Universitario de baloncesto. El técnico se mostraba resignado ante unas decisiones arbitrales en el segundo partido ante Valladolid y que les ha impedido, a la postre, conseguir una nueva medalla nacional.

Aún así se mostraba satisfecho y contento con el trabajo de sus chicos, que ahora aparcan esta competición universitaria hasta el verano, cuando se desplazarán a la localidad portuguesa de Coimbra.

Jonatan se centra ahora en su club, el Náutico de Sevilla, con quien encara la recta final en los dos equipos que dirige, el infantil y el senior.