Este fin de semana pasado estaba previsto el inicio de liga para los equipos cadetes y junior del CABU si bien la delegación gaditana de la FAB decidía, dado el incremento exponencial de casos y presión hospitalaria por el coronavirus, aplazarla tres semanas más. No será hasta el fin de semana del 6 y 7 de febrero, si nada cambia de aquí a entonces, cuando los conjuntos ubriqueños comiencen a competir. 

 Sobre ello ha hablado Ángel Pérez, entrenador del Junior Masculino, quien ha relatado la dificultad que supone para los cuerpos técnicos el mantener una programación en lo que a entrenamientos se refiere en lo que denomina como “prepararse una oposición sin fecha”. En este sentido, asegura que los niños también se muestran inquietos ante las ganas que tienen por poder jugar. 

El técnico ubriqueño ha resaltado la madurez adquirida en todo este tiempo que lleva al frente de este equipo por unos jugadores con los que sigue trabajando aspectos tácticos y la toma de decisiones. Todo ello complementado con lo físico, lo cual no se presenta como indispensable habida cuenta de la edad en la que se encuentran que hace que no tengan problemas a este respecto. 

En la sintonía de Radio Comarca se ha mostrado esperanzado por poder comenzar la liga y aboga por el deporte y sus beneficios en la salud de quienes lo practican. 

 A nivel competitivo, tras un año en categoría cadete midiéndose a los mejores equipos de la provincia, esta temporada se presenta como un año más de transición, aunque sin renunciar a nada.